Artes Visuales

La renovada Sala Gótica del Museo Nacional de San Carlos, un recorrido medievalista único en México

  • Con la exposición El nuevo rostro del Gótico, que alberga obras de Pere Espallargues y Pedro Berruguete, entre otros
  • Durante los trabajos para la remodelación de este espacio, fue encontrada una obra anónima del siglo XV y un símbolo del Santo Oficio

Con la exposición El nuevo rostro del Gótico, el Museo Nacional de San Carlos (MNSC) reabrirá, el viernes 22 de abril, su Sala Gótica, que ofrecerá a los visitantes un recorrido artístico-histórico medievalista único en México.

Durante los trabajos de remodelación de dicho espacio, en los que se abrieron por vez primera las vitrinas que contenían las piezas, se localizó, detrás de una imagen de San Jerónimo, un temple sobre tabla anónimo del siglo XV que representa el martirio de Santa Bárbara.

Las acciones para renovar la sala, que incluyeron además un cambio de gráficos y el mejoramiento de la luminaria, permitieron encontrar también un símbolo de procedencia del Santo Oficio.

En el mencionado apartado del museo, el público podrá disfrutar de varias obras que fueron realizadas en el alto gótico del siglo XIV al XV, cuya combinación de formas flamencas, francesas e italianas, integran un abundante colorido, con figuras alargadas de movimientos elegantes, así como el dorado en la estructura y nervaduras que les sirven de marco, imitando la arquitectura.

Dicho estilo fue introducido en el norte de España alrededor del siglo XIV y fue madurando gracias a artistas valencianos y catalanes como Lluís Borrassà y Jaume Huguet.

Este enorme cúmulo artístico, único en su tipo, fue puesto al alcance de los mexicanos desde la fundación del MNSC en 1968, cuyo acervo fue heredado de las colecciones que resguardó la Real Academia de las Tres Nobles Artes, conventos clausurados y adquisiciones federales.

La Sala Gótica alberga, entre otras obras, el espléndido retablo del siglo XV del catalán Pere Espallargues, que resguarda el museo desde 1973. Asimismo, la curaduría incorpora La adoración de los magos de Pedro Berruguete, única pieza de ese autor que se tiene conocimiento que esté en nuestro país y que representa el transcurso estilístico al Renacimiento.

De igual manera se exhibe una tabla del siglo XIV que presenta  escenas de la vida de San Lázaro, esta obra es la más antigua del acervo de San Carlos.

Dos predelas procedentes del retablo mayor de la parroquia de San Miguel y San Pedro en Seo de Urgel, Cataluña, adquiridas por Alberto Pani, entre 1919 y 1920, flanquean el recorrido artístico de trece obras de los depósitos nacionales, además de dos piezas invitadas de la colección de la familia Lazo Margain.

El término gótico fue acuñado en el siglo XVI por el historiador de arte italiano Giorgio Vasari, quien relacionó lo “oscuro” con la Edad Media y el barbarismo godo en dialéctica con la depuración artística del Renacimiento. El gótico surgió en la Galia del siglo XII y se extendió por toda Europa hasta principios del XVI.

El arte gótico tuvo un fin primordialmente evangelizador, al adaptar los escritos bíblicos y la vida de Jesús a los cánones estéticos medievales. La arquitectura, la pintura y la escultura, sirvieron para adoctrinar a las personas acerca de los valores y símbolos religiosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s