Se despidió de la Orquesta Sinfónica Nacional el concertino Luis Samuel Saloma

o   En un concierto especial, que él mismo dirigió esta noche en el Palacio de Bellas Artes

o   Celebra 80 años de edad, 60 en la OSN y 40 como concertino

Cuando en 1955 el joven violinista mexicano de apenas 19 años de edad, Luis Samuel Saloma, fue elegido para seguir siendo parte de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) de México, no imaginó que sería el comienzo de una larga trayectoria que se prolongaría por 60 años, hasta 2016, de cosechar éxito tras éxito y dejar una estela de enseñanza que pocos artistas en México han logrado.

Fue justamente en 1954 cuando el compositor José Pablo Moncayo, primer director titular de la OSN en su nueva etapa, dejó el cargo y en su lugar llegó el maestro Luis Herrera de la Fuente. Conocido por su férrea disciplina y afán de superación, hizo audición a los músicos y solo se quedó con los más prometedores, pocos, para dar oportunidad a las nuevas generaciones.

Luis Samuel Saloma estuvo entre los que se quedaron y después de seis décadas es el único integrante de aquella restructuración que ha estado en activo hasta la actualidad. En la década de los años setenta, el maestro pasó a ser concertino de la OSN, y se mantuvo en ese lugar de privilegio durante cuatro décadas.

Con casi 80 años de edad, Luis Samuel Saloma le dijo adiós a la OSN en un concierto en el que fungió como director huésped, con obras de su predilección, hace unos momentos en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

El programa estuvo formado por la obertura de La fuerza del destino de Giuseppe Verdi, la Serenata para cuerdas en do mayor op. 48 de Piotr Ilich Chaikovski, la Sinfonía núm. 1 en re mayor op. 25 de Serguei Prokofiev y la Rapsodia rumana núm. 1 en la mayor op. 11 de George Enescu.

Originario de la Ciudad de México, Luis Samuel Saloma Alcalá (29 de septiembre de 1936) es una referencia obligada no solamente al interior de la OSN, sino también entre las más importantes agrupaciones nacionales e inclusive del extranjero.

Instrumentista y director de orquesta, especialmente violinista, pero también inspirado compositor, Saloma aprendió sus primeras notas con su familia, pues su abuelo y su padre fueron músicos. Estudió con su tío Daniel Saloma y luego con Josep Rocabruna.

Académicamente, su formación la adquirió en la prestigiada Musikhochschule de Colonia, Alemania, y luego regresó a especializarse al Conservatorio Nacional de Música de México.

En sus primeros años destacó como violinista en el Cuarteto de la Secretaria de Relaciones Exteriores y como concertista. Luego incursionó en la dirección orquestal frente a varias orquestas sinfónicas, entre ellas las de Xalapa y el Estado de México, así como en la Filarmónica del Bajío.

En el plano internacional ha ofrecido recitales en Estados Unidos y en diversos países de Centroamérica y Europa. Su trayectoria fue reconocida en 2007 con la Medalla Bellas Artes, y en 2010, con la Medalla Mozart.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s