• Viernes 24 de junio, en el teatro Arquitecto Carlos Lazo, a las 12:30 horas, entrada libre al público en general
  • Domingo 26 junio, en la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, a las 12:30 horas, $80.00 entrada general

El Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (TCUNAM), dedicará el penúltimo programa de su Temporada 95 a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, desaparecidos el 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero. En solidaridad con sus familias y con el propósito de unirse a las voces de la sociedad que exigen el esclarecimiento total de los hechos.

En este sentido se llevará a escena una selección de obras de Gloria Contreras (1934-2015), fundadora de la compañía, entre las que destaca la reposición de “Alabanzas”, una danza-plegaria a partitura de Leonard Bernstein. El programa incluye piezas como: “La caída de los ángeles”, “Siciliana”, “Danzas para los niños muertos” y “Suite número 1” a partituras de Federico Ibarra, Johann Sebastian Bach, Gustav Mahler e Igor Stravinsky.

Las presentaciones tendrán lugar el viernes 24 de junio a las 12:30 horas, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo, anexo a la Facultad de Arquitectura (Circuito escolar s/n, C.U.), ENTRADA LIBRE; y domingo 26 de junio en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.), a las 12:30 horas, ($80.00 entrada general, con el 50% de descuento personal a maestros, estudiantes, ex alumnos y trabajadores UNAM; jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente).

Las funciones darán inicio con “La caída de los ángeles”, ballet coreografiado a la partitura para orquesta de percusiones La chute del anges del compositor mexicano Federico Ibarra Groth. Es una sucesión de esculturas masivas que, en cuatro escenas, van entrelazando diferentes atmósferas. El primer cuadro pretende representar el transcurrir del tiempo; en tanto el segundo simboliza el avanzar y dirigirse hacia un llamado; la personificación de la angustia y la incertidumbre ocupan el tercer sitio y finalmente la cuarta danza, encarna la lucha que se expresa a través de evoluciones tormentosas que conducen hacia el final.

Inmediatamente después de presentará “Siciliana”, un delicado solo femenino a una breve obra de Johann Sebastian Bach (1685-1750), cuyo reto dancístico reside en la movilidad del torso. No es la típica danza que se ejecuta de frente al público, sino que la bailarina juega con los ocho puntos del escenario.

A continuación se interpretará “Danzas para los niños muertos” un homenaje dancístico al sentimiento de un hombre por su hijo, que desde la óptica de Gloria Contreras es tan sensible como el amor que profesan las madres. La música corresponde al ciclo de canciones: Kindertotenlider (Canciones a la muerte de los niños) de Gustav Mahler (1860-1911), obra de absoluta genialidad compositiva y de gran calado emocional, en la que el compositor representa reflexiones acerca de la muerte de sus propios hermanos.

Posteriormente se bailará la “Suite número 1” integrada por cuatro danzas: clásica, napolitana, rusa y española, en las que el público podrá apreciar, comprender y valorar críticamente diferentes manifestaciones culturales y artísticas, además de ser fuente de disfrute y enriquecimiento personal. La partitura corresponde a la Suite para pequeña orquesta número 1, compuesta por Igor Stravinsky (1882-1971) inspirado en los estilos de diferentes regiones del mundo.

Para la conclusión del programa se repondrá “Alabanzas”, una danza-plegaria creada por Gloria Contreras a los Salmos de Chichester de Leonard Bernstein (1918-1990), partitura de gran dificultad interpretativa, por lo que no forma parte de los repertorios ordinarios de orquestas y coros, lo que hace de esta presentación una oportunidad única para ver la música y escuchar la danza.

La música fue creada por encargo de la Catedral de Chichester de Inglaterra para el Southern Cathedrals Festival de 1965. Está basada en una selección de textos del “Libro de los Salmos” del Antiguo Testamento, comprende un gran contenido espiritual y está diseñada para ser interpretada por un Coro Mixto, Orquesta y un niño solista.

La coreografía “Alabanzas” de Gloria Contreras consta de tres movimientos totalmente diversos entre sí, en los que se emplea lo estático y lo dinámico a través de esculturas corporales, dibujos lentos y vertiginosos trazados en el escenario para mostrar el cuerpo como expresión, forma y movimiento. Es una plegaria dónde la alegría es el vehículo para agradecer el bien y la vida, a través de un lenguaje impregnado de plasticidad que la convierte en una oración plena, madura y consciente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s