Sólo existen 18 colegios suizos oficialmente aceptados y reconocidos por el gobierno de Suiza. El de la Ciudad de México es el más grande de todos ellos, asesorado y patrocinado por el cantón de Zürich, que cubre los tres fundados en nuestro país.

El Colegio Suizo de México se fundó por la comunidad helvética en nuestro país en 1965, con sólo 135 alumnos. Sus primeras instalaciones estuvieron en la calle de Eugenia, en la Colonia del Valle. En entrevista con Mexicana de Arte, su Director General, Jörg Wiedenbach, recuerda que Cuernavaca recibiría al segundo campus en los 90’s y luego vino Querétaro, hace unos 14 años.

“Tenemos cerca de mil 400 alumnos. Hoy en día empleamos a más de 200 personas, con profesores de más de 10 nacionalidades además de mexicanos”, comenta . La diversidad es importante para Suiza y lo dejan patente no sólo en su equipo sino en su alumnado. “Vivimos muchos valores de Suiza y traemos conceptos nuevos. Por ejemplo: por primera vez en la historia se unificó el plan de estudios en 21 cantones, basado en competencias, y nosotros lo traemos aquí adaptado a la lengua materna [el español]”.

En el Colegio Suizo de México, la niñez tiene ese vínculo con las lenguas extranjeras que en Suiza es natural: en el preescolar aprenderán alemán, en la primaria será inglés y en la secundaria, francés. Además de esas dos lenguas oficiales y la extranjera, en el bachillerato se puede aprender chino mandarín. Desde 1971 están incorporados a la UNAM, por lo que se puede cursar el plan de estudios del Colegio de Ciencias y Humanidades, y a partir de 2010 también existe el Bachillerato Internacional entre sus opciones.

Otro vínculo aprendido de tierras helvéticas es la diversidad: La secundaria del Colegio Suizo está por graduar a su primer estudiante transgénero. “Lo presentamos con su grupo para que lo conocieran, hoy en día está completamente integrado. Se hizo sin ruido porque son cosas que en el día a día no resaltan, forma parte de la normalidad”, enfatiza Wiedenbach, quien considera al Colegio Suizo como un espacio transincluyente. Y es que para ellos la comunidad LGBT+ no es algo raro, “tenemos grupos de estudiantes que discuten estos temas y creo que hemos avanzado mucho”.

El género tampoco les es ajeno, pues a pesar de no estar directamente vinculados con iniciativas como STEM de la OCDE, “la tecnología la manejamos para todos por igual, esa diferencia no existe en el Colegio Suizo“. “No sé cuántas alumnas tenemos, estimo que un 35%. Honestamente no lo sé porque el género o la sexualidad no es relevante para nosotros: La puerta está abierta para quien cumpla los estándares académicos, no rechazamos a nadie por esas causas”. Los requisitos a cubrir son sencillos: Se puede ingresar en maternal o kindergarten y el acceso está basado en competencias, principalmente lúdicas, propias de su edad; se hace una entrevista con los padres, “pero lo determinante es la evaluación del aspirante, en segundo término la entrevista con los padres”.

Tampoco se uniforma al alumnado, pero sí se les lleva de campamento pues para la comunidad suiza es importante el contacto con la naturaleza durante la formación académica. “Son a partir de tercero de primaria, van cerca y cada año aumenta un poco la distancia y el tiempo. En la prepa los jóvenes acampan en tiendas de campaña, tienen que hacer su comida, etcétera. Aprenden mucho”.

A pesar de que las actividades presenciales están detenidas por la pandemia, “tenemos estrategias para regresar, dependerá de las indicaciones de la SEP”. Por ahora, una de ellas incluye salones híbridos “donde una parte de los alumnos puede participar físicamente y la otra está en casa. La siguiente semana cambiamos los grupos. Estamos convencidos de que se puede abrir los colegios, y urge: México es de los pocos países que ha cerrado por más de un año“.

Mientras se vuelve a las aulas “hemos aprendido mucho de cómo dar clases virtuales, pero en los primeros años como preescolar es muy negativo porque hay grupos que ni siquiera se conocen físicamente entre ellos”. Además, cada 5 o 6 semanas los padres reciben materiales que se utilizan para tareas y actividades integradoras para hacer un poco más sencillo el aprendizaje desde casa.

Ubicado en la zona Del Valle-Nápoles, el Colegio Suizo de México es el bachillerato mejor evaluado en 2021 de acuerdo con el diario REFORMA. •

Conoce más del Colegio Suizo de México

Haz click aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s