• Viernes 10 de junio, en el teatro Arquitecto Carlos Lazo, a las 12:30 horas, entrada libre al público en general

• Domingo 12 junio, en la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, a las 12:30 horas, $80.00 entrada general

En esta ocasión, el Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (TCUNAM) llevará a escena la reposición del ballet: “Ofrenda musical” a partitura de Johann Sebastian Bach, se trata de una de las piezas más difíciles de ejecutar en esta temporada debido al gran virtuosismo y perfección técnica que exige su interpretación. Complementarán el programa: “Sonata”, “Madero, una noche desolada”, “Suite de Lecuona” y “Adagio K.622” a composiciones de Robert Schumann, Ernesto Lecuona y Wolfgang Amadeus Mozart.

Las presentaciones tendrán lugar el viernes 10 de junio a las 12:30 horas, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo, anexo a la Facultad de Arquitectura (Circuito escolar s/n, C.U.), ENTRADA LIBRE; y domingo 12 de junio en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000, C.U.), a las 12:30 horas, ($80.00 entrada general, con el 50% de descuento personal a maestros, estudiantes, ex alumnos y trabajadores UNAM; jubilados del ISSSTE, IMSS e INAPAM con credencial vigente).

Las presentaciones darán inicio con el ballet “Sonata” diseñado para un pequeño conjunto de bailarines a una selección de la “Sonata para piano, opus 11” de Robert Schumann (1810-1856). Se trata de una alusión dancística directa sobre el temperamento del compositor de origen alemán que tiene como propósito reflejar el refinamiento y la belleza de la línea melódica que distingue su obra, impregnada de pasión, drama y alegría.
Inmediatamente después se escenificará “Madero, una noche desolada” una danza con carácter histórico acerca de la relación de amistad que existió entre Francisco I. Madero (1873-1913) y el embajador cubano Márquez Sterling (1872-1934). Gloria Contreras retrata en ella uno de los momentos ocurridos durante la Decena Trágica, específicamente el que transcurre mientras el diplomático isleño advierte al entonces presidente de México acerca del peligro que corre su vida e intenta persuadirlo, sin éxito, de salvarse viajando hacia Cuba. La música corresponde al compositor Ernesto Lecuona (1895-1963).
Enseguida se presentará la “Suite de Lecuona”, inspirada en siete pequeñas piezas del compositor cubano Ernesto Lecuona, mismas que serán interpretadas por solos y duetos ejecutados por un sexteto de bailarines, tres mujeres y tres hombres, quienes transitarán por temas como: A la antigua, La comparsa, Minstrels, ¿Por qué te vas?, Danza Lucumi, Córdoba y Aragón. La suite concluye con una magna danza final en la que participa todo el grupo.
Posteriormente se bailará el pas de deux “Adagio K.622″ diseñado por Gloria Contreras a partir del segundo movimiento del Concierto para clarinete en la mayor KV.622 de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Destacan en este dueto el carácter cantable y su belleza plástica como recursos principales. En él reinan la calma, la nostalgia y la languidez amorosa, los movimientos de la bailarina fluyen convirtiéndose en movimientos y posturas de su compañero, al tiempo que los suaves arabesques ceden lugar a las altas y prolongadas cargadas mientras que el entrelazamiento de los cuerpos se vuelve infinito.
Las funciones concluirán con “Ofrenda musical” una de las piezas más difíciles de ejecutar en la temporada debido al gran virtuosismo y perfección técnica que requiere su interpretación. El ballet fue diseñado por Gloria Contreras a la partitura homónima compuesta por Johann Sebastian Bach (1685-1750) bajo la serie BWV 1079, quizás la más célebre de sus obras tardías, considerada como el testamento bachiano en lo que respecta a la composición de cánones (composición musical donde un mismo tema sirve a la vez como melodía y como acompañamiento).
La partitura está integrada por una colección de cánones, fugas y una sonata a trío, para flauta, violín y bajo continuo, compuestas a partir de un tema musical original del rey Federico II de Prusia (Federico el Grande) a quien Bach dedicó la obra. Para su ejecución, el compositor omitió los detalles sobre la instrumentación e introdujo una serie de acertijos o problemas musicales. Por ello al referirse a esta producción, se habla de rigor matemático y de abstracción metafísica.
Las danzas inventadas por Gloria Contreras siguen la estructura de la fuga usando el contrapunto visual de diversas formas, la coreógrafa transcribió cada detalle de la partitura en movimientos corporales para conseguir una definida visualización de la música, logrando un ballet totalmente expresivo e intelectualmente exigente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s