El internacional elenco fue ovacionado por el público en una función redonda

DiegoTorre,_Mexican_TenorBajo la batuta de Marcello Mottadelli, la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes presenta 4 funciones de La Fanciulla del West, título de Giacomo Puccini con libreto de Guelfo Civinini (1873-1954) y Carlo Zangarini (1874-1943), basado en la pieza teatral The Girl of the Golden West de David Belasco (1853-1931) y situada en la llamada fiebre del oro de los Estados Unidos.

xl_avatarEl elenco incluye artistas de talla internacional como la soprano Elizabeth Blancke-Biggs (Minnie), el bajo Roman Ialcic (Sheriff Jack Rance) y el tenor Diego Torre (Dick Johnson), además de los mexicanos Dante Alcalá, Antonio Aizpiri, Andrés Carrillo, Enrique Ángeles, Carlos Arámbula, Ángel Macías, Alberto Albarrán Edgar Gil como Los Mineros, Carlos Santos y Vanessa Jara como los Indios Pieles Rojas, Óscar Velázquez como el Trovador Vagabundo y Emilio Carsi como el mestizo de la banda de Ramírez. Todo esto, sin olvidar a Ángel Ruz como el Camarero del PolkaDaniel Cerón representando a Ashby, agente de la Wells Fargo.

Lee también Regresa Dante Alcalá a la Ópera de Bellas Artes

RIlacic_049_RecSi hablamos de armonía, indudablemente nos encontraremos en el lugar adecuado. La batuta de Mottadelli reunió sin duda lo mejor del elenco con el sonido de la orquesta para lograr grandes interpretaciones, como la memorable Che la mi creda que nos regaló Diego Torre con matices precisos, una voz resonante y un color bien encontrado. Por el lado de Elizabeth Blancke-Biggs, el manejo de escalas en la voz es sumamente elocuente y destacable, pues los agudos estaban en su punto y los graves no perdían presencia ni belleza. Mención aparte merece la actuación de Román Ialcic: la profundidad de su registro hacía que el público viviera en carne propia las palabras del malintencionado Sheriff, compadeciendo en diversas ocasiones a Minnie y disfrutando, al tiempo, cada entrada del bielorruso a escena, pues no perdió oportunidad de hacer notar una voz limpia, pulida en todos los aspectos (no olvidemos que tomó clases magistrales incluso con el legendario Kurt Moll), y toda la extensión de su registro y versatilidad en su ténica vocal, que le  le han permitido debutar roles que van desde Verdi, Wagner, Rossini, Mussorgsky, von Weber y Tchaikovsky a lo largo de su carrera. Esto, además, complementó a la perfección con su presencia escénica y rigurosa expresividad que daban cuenta de un cantante no sólo con amplia trayectoria, sino con dominio del personaje.

IMG_2256El coro de mineros no tuvo desperdicio. Dante Alcalá volvió brillante, dueño del escenario que conoció su debut en 2000 y le vio triunfar como cabeza de diversas producciones de la Compañía Nacional de Ópera y que hoy revive su siempre bien colocada voz, brillante color y aguda tesitura. No sólo colegas de tesitura y registro, sino también de debut pues ambos fueron responsables del estreno en México de Salsipuedes, la mancuerna con Ángel Macías fue sumamente productiva en las apariciones que compartieran en la puesta dirigida escénicamente por Sergio Vela.

También puede interesarte Daniel Catán: La puerta a la ópera en español.

Si usted, apreciable lector/a, busca una puesta en escena bien montada y que le ofrezca grandes momentos musicales, no pierda la oportunidad de escuchar estos ecos del viejo oeste en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes este domingo 6 de octubre a las 5:00 pm, en la última función que se ofrecerá. ¡Córrale por sus boletos, que siempre se agotan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s