Música Política Cultural

Me preocupa la demagogia cultural: Christian Gohmer

El director reconoce que hay un gran avance en la formación de músicos jóvenes.

Con apenas 40 años, Christian Gohmer ha dirigido todos las agrupaciones musicales del Instituto Nacional de Bellas Artes, además de las orquestas universitarias de la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional y prácticamente todas las orquestas nacionales de renombre.

También puede interesarte Rescata Christian Gohmer el documento medieval de la “Ópera de Daniel”

El hoy director del Solistas Ensamble del INBAL cuenta en entrevista con Mexicana de Arte que, en los últimos 30 años, él ha visto “un avance significativo en la educación de los músicos actualmente”. Para él, la juventud no es un impedimento para la plenitud musical pues “empecé a tocar el violín a los 4 años, pero doy conciertos desde los 10” y en las nuevas generaciones de las escuelas profesionales “el nivel técnico ha crecido mucho. Hay hoy en día chicas y chicos que tocan muy bien aún estando en las escuelas y los conservatorios con mejor nivel que el que tenían los que se graduaban antes, incluso estando en los primeros años”. Sin embargo, sus preocupaciones están en dos fenómenos contemporáneos que aluden directamente a esa juventud: “Lo que a mi me preocupa del medio musical actual son dos cosas: Las orquestas juveniles sin un proyecto formativo, que son usadas por autoridades políticas y culturales como mera demagogia cultural, para decir ‘estamos educando jóvenes para que toquen’ y a veces los chicos no saben ni agarrar su instrumento pero ya salen en la tele”. En sus palabras, el peligro de este tipo de programas es que “están mal-formando a los jóvenes que no saben bien a bien qué es tocar un instrumento, amar los años de estudio hasta que realmente puedes formar parte de una institución orquestal o de cámara”.

“Y me preocupa mucho el fenómeno ‘equis’ sinfónico, porque el público cree que está consumiendo arte al estar viendo un concierto con violines, pero realmente está recibiendo la misma música comercial“, dice Gohmer mientras cuestiona la ejecución de presupuestos públicos locales para producir estos espectáculos, “privando al público de otro tipo de espectáculos más educativos o artístico”.

“El público cree que consume cultura o ‘arte’, porque en la actualidad a todo se le llama cultura y entonces hay una discusión con los filósofos, desde Foucault, que si cultura es todo o no es todo.  Yo digo que si cultura es todo, entonces nada es cultura“.

El director reconoce que, a pesar de las situaciones anteriores, hay un gran avance en la formación de músicos jóvenes. “Hay orquestas juveniles que suenan tan bien o mejor que algunas orquestas profesionales, la OJUEM es un gran ejemplo de ello” y que México puede llegar a ser potencia musical a nivel internacional.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s