Poetas de México: Mujeres en las lenguas originarias

Tres mueres mexicanas que hablan desde el corazón a través de las lenguas originarias de México.

celerina-patricia-sanchez-1Celerina Sánchez Santiago

Es promotora cultural del pueblo Ñuu Savi desde 1988. Estudió la licenciatura en Lingüística en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y se ha desempeñado como narradora oral desde 1993 y como poeta en 1997.

En 2003 participó en la Primera reunión de análisis de la lengua mixteca y propuesta para su rescate, difusión e implementación escolar en la Universidad Tecnológica de la Mixteca en Huajuapan de León, Oaxaca Huajuapan de León, Oaxaca. Entre 2004 y 2007 fue locutora del programa Perfiles indígenas en Radio Ciudadana del Instituto Mexicano de la Radio.

Ndakua’a
Naa ndakua’a tu’un Yu’kúyata
ndusu ñaá tsiká ñaá tsi savi
raa kunu ñáâ tu’ín takua naa tsinúu
nixi tsio natsanu yata

Naa ndakua’a ‘ín tsaní ñaá nduyaxii
ñàá nchikava’á naá mancha saanso
tatu kumunia
tono ‘ín toó ini naá ñaa koo va’á naá
takua naa kuna naá nduchinuú nchaí naá

Naa ndakua’a ñu’ún
nda’a kue yutu kuii tsi ñàá ndayaá
kue yucha nuú kueé ñaa nduú
nuú núú viko tsi savi yuchilu
rii ndakachí nuú ñaa stutsi iniyu
nchaa taa tuvi u’un xiko kuia
raa kuèè ndíí ndusava’í

Naa ndakua’a savi ñaa ndakacha nuú stutsi naá
sa’á kue nivi nuú nixi koo nivi aan kuika /ndavii / yakua / vii
nikiví ñàá mancha nuú níí / sama tsintuuni naá
mitu’ún Koosavi anchee aa kuú sa’í
takua naá tsini naá ñaa kumi sto’o
nuú tsintuuni naá mancha taa nikitsi kueé toó

Regalo

Te obsequio las palabras antiguas de Yu’kúyata
su eco viaja en la lluvia
tejedora de historias para que tú sepas
el pasado de la madre antigua

Te regalo el sueño desgastado
guardado desde siempre
cuando se necesite
como una gota de esperanza
que despierta con ojos negros

Te ofrezco mi tierra
las hojas frescas /secas
los ríos en amaneceres
nublados con llovizna lenta
que lava mis heridas
desde hace 500 años
y que no termina de limpiarse

Ofrezco lluvia que lave las heridas
provocadas en la era de castas
hasta las células /antagonismos mentales
solo Koosavi (tornado) quizá pueda liberar
esa incapacidad de sentir la esclavitud
por una estructura mental crónica

 mikeassanchez5800fab820d32_500w

Mikeas Sánchez

Escritora, docente, productora de radio y traductora zoque de la variante del norte alto. Licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. En 2005 fue becada por la Fundación Ford para realizar una especialidad en Didáctica de la Lengua y la Literatura en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Autora de cinco libros. Obtuvo el Premio Estatal de Poesía Indígena Pat O´tan 2004 y el primer Premio de Narrativa Y el Bolóm dice… 2005. En 2014, fue nominada al Pushcart Prize, reconocimiento literario para las mejores publicaciones en Estados Unidos de América. Su producción poética y narrativa ha sido incluida en antologías, periódicos, revistas y discos compactos de México y el extranjero. Parte de su obra está traducida al catalán, italiano, alemán, maya, portugués e inglés.

V

Dzundyis kyonuksku’y numba
“Kujkiki’
yäre’ te’ tzame isandziyajubätzi
oyubäis nwyjtyae’ windy yä’ Nasakobajk
Kujkiki’
yäre’ te’ tzame makabä’ dzajkayae’ äj’ uneram
makakäjtzi yae’

Jin’ ma’ dzojkpä’i yä Nasakobajkäjsi
jin’ ma’ jowyajpäi jin ma’ dochäjkia’ äj’ däwäram
Tumäbä äj’ ngäjin sutyajpatzi äj’ däwä’
eyabäjin mbäjkindchägbatzi Jama’is ñäjtzkä”

V

La oración del sembrador reza
“Kujkiki’
esta es la palabra que me enseñaron
los que caminaron la tierra antes de mí
Kujkiki’
será la palabra que dejaré a mis hijos
el día de mi muerte

Porque no excederé mi paso por la tierra
ni abusaré del placer ni del dolor
Con una mano brindo mi ternura
con la otra recibo el calor del sol”

VI
Äjte’ te’ dzundy
mokaya’
mojk’jäyä
Kedgä’kätpatzi jojmorambä äj’ nwirun’jindam
ngobigbatzi äj’ dzokoyjin tumdumäbä tämbu
jindire’ suñ’gomujsibätzi yä’ Nasakobajk
Nä’ tzambatzi te’ kotzojk’ komi
ojnayajpatzi jach’tanä’ram
Dzemiajpatzi te’ joyjoyeram’
äj’ ore’ maka yayi’angas
mumu’is yajk mujsä juche nkätu äj’ iri yä’ Nasakobajkäjsi

VI

Soy el sembrador
protector de esta tierra
la flor del maíz
Observo con mis ojos antiguos
elijo con el corazón cada semilla
no es en balde mi conocimiento del mundo
Converso con el dueño del cerro
riño con las plantas malignas
Soy el provocador de los seres invisibles
mi voz se escucha hasta los confines de las montañas
porque nadie podrá negar mi paso por el universo

IV
Ngotzambatzi äj’ mama’
yajk’ ägbabä’is nkiojama’ Piogbachuwes’pyayu’kämä
täjp’pyuijtpabä tzawijse’ myoch’une’ijtkuy’omo
ajksa’is chajy’kyämäram
Ngypspatzi’ äj’ mama’omo
jä’ä te’omo ngypspatzi’
ngypspatzi’ kyastaña’oma’omo kutkuychäjk’pamä
te’ wänäbä jyotzkuy’omo
ji’ musibä’ dä’ ngärojkä’
Ngypspatzi äj’ mama’omo
teje’ teis nkypspa notpabä’jyara’omo
jyokpabäis te’ mambasawa’ kyotzambabäis tuj’
jyokpabäis yamä’ jojpajk’omo eyabä’naka nikurakabä äj’ machuwe
yäjt’kotubämaipskotumäbä’yame’jin

 

IV
Hablo de mi Madre
cuyo nahual se agazapa bajo el manto de Piogbachuwe
mientras su niñez es un saraguato
saltando entre los lienzos de caña
Pienso en mi Madre
si pienso en ella
y en su olor a castañas desde la cocina
en esa su ternura casi ciega
impenetrable
Pienso en mi Madre
y ella piensa en su Padre alcohólico
que espera el viento del norte en señal de lluvia
que espera de nuevo mirar en el río a la abuela desnuda
con sus 16 años

V
Ngotzambatzi äj’ dzu’mama
jejne’ suñi’ mujspabäis tyukä kafel’
teserike’ ñibä’ gardenia’jäyä
Äj’ dzu’mama petzibä’tyeksi’jinjäyä’tzäkibä’tyeksijin
jenerena’ xutyajpabä tandan’istam
joyjoye’istam
Teis’ jiokpana’ te’ kanikular
yagbajk’yomos’yasajin
teis’ jiokpana’ te’ kaku’y
nusanwajkubä’ chutzi’jin
yerbabuenajse’ omyajpabä
Mumu tiyä’ yajpak
nä’ ijtuk’ tumä mäja’roya
tzajsebä mij’ dzokokiäjsi
tere’ te’ mambasawa’ ñejnabyabäis te tuj’
tere’ te suskuyis’wyane
yajk’ kasäjpabäis

V
Hablo de mi abuela

aquella de manos ávidas para el corte de café
y el cultivo de las gardenias
Mi abuela con su amplia falda florida
siempre fue el lugar predilecto de las mariposas
y los duendes
Ella esperando la canícula
con su huipil de viuda
ella esperando la muerte
con sus pechos desnudos
y olorosos a hierbabuena
Cuando todo se desmorona
y tienes un dolor como de alga
como de roca
ella es el viento del norte que te trae la lluvia
ella es la nota más alta del carrizo
que te trae de nuevo la palabra alegría

2143754Irma Pineda

Nació en Juchitán, Oaxaca, el 30 de julio de 1974. Poeta y traductora zapoteca. Profesora en la Universidad Pedagógica Nacional. Estudió la licenciatura en Comunicación y la maestría en Educación y Diversidad Cultural. Ha participado en diversos encuentros internacionales de literatura y poesía como el Congreso sobre Oralidad y Literatura, el Festival Mundial de Poesía en Venezuela, el Festival Internacional de Poesía de Medellín (Colombia), entre otros. Fue presidenta de la asociación Escritores en Lenguas Indígenas A. C. (ELIAC). Su obra aparece en diversas antologías como Guie’ sti’ diidxazá / La flor de la palabra (UNAM, 1999) y Los 43: poetas por Ayotzinapa (2015)

CÁNDIDA

Jñaa bichiá neza lua’
ni rini’ ca beleguí ca

Gudaa ndaani’ diaga riuunda binnizá

Biluí’ naa ca lana ni ricá lu la’ya’
bisiidi naa guiquiiñe’ aju lu guendaró
cuaa bia’ya’ ni nanaxhi ne canela
qui gahua ni naí’ pa ca cayete ndaane’
qui guidxibe’ pa xidxilaa ique yoo dexa
ra gaca xu

Laabe rului’be naa ni qui ganna’

Xisi qui ñuu dxi ninabadiidxa’ jñaa
xi naca guendanabani
ora dxuguiiba’ chiné xheelalu’

Xi naca gudxiilulu’ ca dxi ca
ne xizaa nandaca ñeelu’ ra canazou’

Xi ne diidxa’ gabilu’ ca xhiiñilu’
xiinga “binni que guidxela”

Xi ne xigaba’ riuu bia’ ni que guinni
ca dxi nacahui ca

Xi ganda guzeeteneu’ guirá la
ca guidxi ni guzalu’ cuyubilu’ ti lu
guirá ca binniguenda guni’neu’ ti gului’ca lii
paraa guidxela ti binni zinecabe laa

**

Mi madre descifró para mis ojos
el lenguaje de las estrellas

Depositó en mis oídos los cantos de la gente nube

Me enseñó los signos de mi nombre

A usar el ajo en la comida
a medir el dulce y la canela
a evitar el limón cuando viene la regla
a no temer el crujido del techo de madera y teja
cuando la tierra tiembla

Ella resolvía las dudas

Pero nunca le pregunté a mi madre
cómo trascurre la vida
cuando los soldados se llevan al marido

Cómo se enfrenta lo cotidiano
con la incertidumbre tras los pies a cada paso

Con qué palabras se explica a los hijos
qué es “un desaparecido”

Con qué unidad se mide la ausencia
los días oscuros

Cómo nombrar de un solo golpe
las ciudades recorridas buscando un rostro
los espíritus consultados para tener indicios
de dónde encontrar a un desaparecido

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s